lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fW16

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

05/01/2021 :: Madrid

Vecinas de Cañada Real trasladan a Naturgy la necesidad urgente de volver a tener luz

x Pablo "Pampa" Sainz
Más de 300 personas han llevado su protesta a las puertas de la empresa responsable de suministrar energía eléctrica a los sectores 5 y 6 que llevan 94 días sin luz.

Desde la compañía argumentan que "son las administraciones las que deben dar la orden”.

 El año ha traído expectativas renovadas y, sin embargo, en ese rincón periférico del Madrid del siglo XXI conocido como Cañada Real Galiana, todo sigue en el mismo nivel de desesperación. Si acaso, el cambio ha sido un agravamiento en la problemática social después de 94 días sin suministro de energía eléctrica: más enfermedades respiratorias, un aumento en las intoxicaciones por el uso de fogones o bombonas de butano como única forma de calefaccionarse, y una mezcla de rabia y resignación ante el desinterés político por dar solución a su acuciante realidad.

Así lo han hecho saber de nuevo las familias del sector 6 y parte del 5 que en la mañana de este lunes han llevado su protesta a las puertas de la empresa Naturgy, responsable de brindar el servicio en las zonas afectadas. Aunque otra vez, la respuesta ha sido el menoscabo y la criminalización. “Nos han recibido de pie, en la entrada y nos han dicho que por problemas de higiene no podíamos ni siquiera sentarnos. Ha sido una empleada —no directiva ni cargo importante— y un señor de recursos humanos con el mismo discurso que nos vienen diciendo desde las administraciones, le Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento”, explicó Cristina Pozas integrante de la Comisión por la Luz para la Cañada Real. El argumento, ya se sabe, que los cultivos de marihuana provocan la sobrecarga de todo el barrio.

“Los ánimos están muy bajos. 94 días sin luz, ya van 40 intoxicaciones, dos bebés de menos de dos meses ingresados por infección respiratoria, una persona fallecida ayer que no sabemos exactamente por qué pero su familia dice que por el frío y la angustia”

“Les hemos solicitado por favor, somos vecinos, vivimos allí, conocemos piedra a piedra, punto a punto, vecino a vecino, que a nosotros no nos vengan con ese discurso. Y que realmente si Delegación de Gobierno sabe dónde están los puntos, que intervenga. Nos han dicho que ellos no tienen problemas en colaborar, pero que son las administraciones las que deben dar la orden”, informó Pozas al final de la concentración.

En tal sentido, precisó que “como por el tema del covid aducen que no hay registro in situ, se les va a registrar a través de un burofax que pongan la luz ya, que den un día de reunión a las asociaciones de vecinos porque solo se están reuniendo con las administraciones y con las entidades Cáritas y Cruz Roja, y le solicitaremos un histórico del consumo de los sectores 5 y 6 para que nosotros sepamos si su argumento de la sobrecarga se sostiene o no”.

ÁLVARO MINGUITO

“Si mantienen ese discurso nunca vamos a encontrar una solución, tenemos que decir las cosas claras y como son, y buscar una solución intermedia a corto plazo, de un suministro legal que nos reestablezca la luz ya”, concluyó Pozas.

El sentir común es de criminalización. “Estamos jodidas”, se escucha aquí y allá en las entrevistas. Vidas estigmatizadas desde el poder político mediático que generaliza el discurso de los cultivos de marihuana contra sus espaldas. “La verdad es que los ánimos están muy bajos. 94 días sin luz, ya van 40 intoxicaciones, 2 bebé de menos de 2 meses ingresados por infección respiratoria, una persona fallecida ayer que no sabemos exactamente por qué pero sus familias dicen que por el frío y la angustia de estar sin luz. Esta es la situación que estamos viviendo”, explicó Houda Akrikez, de la Asociación Cultural Tabadol.

La muerte del vecino “ha golpeado mucho” porque era una persona muy querida y respetada en la comunidad. “Lo peor es que no hay ningún avance, y aquí tienes la prueba, ahora mismo se están manifestando 400 personas por lo mismo desde hace cuatro meses. Es una vergüenza que sigamos en la misma situación y nada haya cambiado”, denuncia.

“Estamos pasando muchísimo frío, por las noches no puedo dormir porque me congelo del frío que hace. He bajado mucho en las notas porque no he podido entregar los deberes y trabajos online”

Cañada son también 1.812 niñas y niños representados en esas cartas dirigidas a los responsables de Naturgy que algunos leyeron en medio de la concentración. “Me llamo Salma y he escrito esta carta para pediros que nos devolváis la luz, estamos pasando muchísimo frío, por las noches no puedo dormir porque me congelo del frío que hace. He bajado mucho en las notas porque no he podido entregar los deberes y trabajos online. Para ducharnos es super difícil calentando el agua en ollas. En casa, somos cinco, mi hermano pequeño tiene 3 años y se pasa el día llorando porque quiere salir y se aburre, pero cuando salimos y tenemos que volver a casa él no quiere porque estamos a oscuras. La estamos pasando fatal, cada vez que vuelvo del insti tengo que buscar algún sitio para poder hacer los deberes”, describió sobre el día a día.

Denuncian 40 casos de intoxicación en la Cañada Real

PABLO 'PAMPA' SAINZ

5

Para Amani, de 18 años, la situación es similar. Estudia segundo de bachillerato del Instituto Las Lagunas, en Rivas, y describe la situación como “una mierda”, porque le toca “estar en las casas de amigas para poder estudiar y utilizar el ordenador”.“Nuestro instituto es un poco informático y como vemos cosas contables estar sin luz es muy incómodo. Creo que la salud mental de un montón de personas está en juego y no vale la pena lo que nos están haciendo, no les cuesta nada subir la potencia del motor. Estamos diciendo que queremos pagar, que nos pongan los medidores, pero que no nos quiten este derecho que nos están vulnerando”, cuestionó la joven.

Al respecto, definió las fiestas como “un horror, la gente ha estado super triste, la situación la puede”, y agregó que esta realidad en plena pandemia las obliga a “juntarse en las casas de amigas que sí tienen luz, que no están en la Cañada, igualmente con un montón de medidas y precauciones, aunque todo es muy difícil”.

ÁLVARO MINGUITO

“No sé por qué nos condenan a esto, no quiero creer que es… pero creo que es un poco también por tema racismo, porque la mayoría somos de familias marroquíes, porque si fuera mayoría ciudadanía española, que en el barrio también la hay y lo está sufriendo, no dudarían ni un minuto en buscar una solución, aseguró.

Naturgy acaba de adjudicarse el suministro eléctrico del nuevo macro hospital Isabel Zendal de la Comunidad de Madrid. Correos, la Fábrica de la Moneda y Timbre, el Congreso de Diputados, el Consejo General de Deportes y la Universidad Autónoma de Madrid son solo algunos de sus clientes oficiales. El año pandémico no ha ido mal para la multinacional española, hace escasos dos meses ha vendido casi el total de las acciones de su filial chilena. El grupo chino State Grid ha pagado 2.570 millones de euros por ella y las acciones de la empresa crecieron más del 5% en el Ibex 35.

Mientras tanto, el contador digital #CañadaQuiereLuz marca 94 días 16 horas 12 minutos y 45 segundos sin suministro eléctrico, una especie de reloj vital que acompasa las horas a oscuras de 4.500 personas en los meses más fríos del año.

Fuente

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fW16

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal