lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/eJ8f

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

10/09/2014 :: Madrid

Madrid: ¡Cerremos la “casa nazi" de Tetuán!

x David C.
Los fascistas se han activado en Tetuán. Necesitamos de todos y todas para combatirlos.

Madrid: ¡Cerremos la “casa nazi" de Tetuán!

El pasado agosto, el MSR (Movimiento Social Republicano), de ideología fascista, ocupó un edificio en el madrileño distrito de Tetuán, uno de los barrios con mayor población inmigrante. Con un criterio racista de discriminación a los inmigrantes, y tomando ejemplo del partido griego Amanecer Dorado (conocido por asesinatos como el del rapero Pavlos Fyssas), declaran que su proyecto es ayudar dando cobijo y alimento a familias españolas necesitadas.

 

El MSR forma parte de lo más oscuro del nazismo español. La formación llevó en sus listas electorales de 2004 a 17 militantes de la organización “Blood&Honour”, ilegalizada por agresiones y tenencia de armas. Colaboran con otro partido fascista, España 2000, considerado “tapadera” del grupo criminal denominado FAS, banda juzgada este mismo año y a la que se incautaron numerosas armas.
Por último, y por si quedaba alguna duda, la “casa nazi" ha sido bautizada con el nombre de Ramiro Ledesma, fundador de Falange Española y declarado admirador de Hitler y Mussolini.

 

Al establecerse en un barrio obrero intentan propagar su mensaje racista, incitando al odio contra los inmigrantes e intentando enfrentar a los trabajadores según su nacionalidad. Señalando a este colectivo como culpables, sirven como “perros falderos” de los capitalistas, a los que exoneran de cualquier responsabilidad en nuestro empobrecimiento.
Buscan ganar a la opinión pública con acciones “benéficas” y fortalecer su organización fanática y fascista.

 

Respuesta popular

 

La reacción de los vecinos y vecinas de Tetuán no se hizo esperar y se convocó el 30 de agosto una manifestación a la que acudieron más de 1000 personas y donde la policía antidisturbios, impidiendo el paso a la movilización, protegió el edificio, en cuya azotea se atrincheraron los nazis realizando el saludo romano.

 

La manifestación acabó sin incidentes hasta que llegó la noche, cuando un grupo de cinco neonazis atacó a un joven antifascista chileno propinándole una brutal paliza que le llevaría al hospital, con contusiones en la cara y en la caja torácica. Dos días después, otro joven militante de izquierdas fue golpeado mientras repartía panfletos en el barrio. No ha habido ninguna detención por estas agresiones. La "casa nazi” ha sido objetivo de ataques incendiarios, ahora sí, rápidamente abortados por la policía que vigila la zona, deteniendo a sus responsables. El primer reparto de comida en las puertas del edificio fue atacado por un grupo de antifascistas, logrando detenerlo.

 

Desde Corriente Roja sabemos que la resolución a este problema no pasa por confiar en un desalojo por parte del ayuntamiento de Madrid o por parte de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Sólo la unidad de acción entre la clase trabajadora conseguirá extirpar el cáncer del fascismo de nuestra sociedad. Llamamos a todos los colectivos antifascistas a unirse y colaborar en la lucha contra la proliferación de grupos fascistas en nuestros barrios, porque el fascismo avanza si no se le combate. Dejar que el fascismo se asiente tranquilamente en un barrio obrero, sería tanto como dejarles meter el pie en la puerta.

 

Es necesario ganarnos a la gente del barrio, trabajando intensamente calle a calle, explicando quiénes son los fascistas que ahora pueblan su vecindad. Frente a su odio y racismo, nosotros/as planteamos la fraternidad y unidad de toda la clase trabajadora, independientemente de su nacionalidad. Sólo con el apoyo de la mayoría de los vecinos aglutinaremos suficiente peso para imponer el cierre del edificio nazi.

 

Reivindicamos la auto-defensa frente a las agresiones de los fascistas. Según el Informe Raxen, del Movimiento Contra la Intolerancia, se producen más de 4.000 agresiones de tipo fascista al año. Es común que las sedes o casetas en ferias de organizaciones de izquierda sufran ataques nazis. Y no olvidamos el asesinato del joven Carlos Palomino. A partir de ahora, cualquier activista o inmigrante sabe que está en peligro en Tetuán, hasta que no consigamos echar a los fascistas de allí. Nosotros y nosotras no seremos víctimas pasivas de su violencia, no pondremos la otra mejilla. Estuvimos, estamos y estaremos codo a codo con todo el antifascismo, para impedir que los nazis se adueñen de las calles. Hacemos nuestras las palabras de Nahuel Moreno: “¡Al fascismo no se lo derrota por la vía de las elecciones! Al fascismo tampoco se lo discute. No es una tendencia política o intelectual. ¡Al fascismo, compañeros, se lo destruye en la calle, con los mismos métodos que ellos utilizan!”

 

¡Ni un paso atrás! ¡NO PASARÁN!

 

¿Qué es el fascismo y cómo combatirlo?


El fascismo se desarrolla en momentos de crisis social y graves tensiones, que trata de desviar contra una cabeza de turco, como los inmigrantes. Es una fuerza de choque que ataca con métodos de gran violencia a las organizaciones de la clase trabajadora y busca imponer un régimen político que extirpa por completo las organizaciones obreras y de izquierda y, más allá, destruye las instituciones de la “democracia burguesa” y cualquier fuerza política independiente. De esta manera, ata de pies y manos a las masas, amordaza y atemoriza a la clase obrera e impone una camisa de fuerza totalitaria.

 

Hasta ahora, las organizaciones fascistas no han tenido un gran crecimiento entre nosotros, pero sólo tenemos que mirar al resto de Europa para ver que son un peligro real. En Grecia Amanecer Dorado, en Hungría Jobbik o en Ucrania Svoboda y el Sector de Derecha han ganado influencia y arman bandas paramilitares.

 

La manera más efectiva de combatirlos es con una política revolucionaria y socialista. Nuestros enemigos no son los trabajadores inmigrantes. Al revés, a ellos y a nosotros  nos explotan los mismos patrones. Los grandes capitalistas y sus gobiernos son los responsables del desempleo, de las privaciones, de la miseria y la falta de futuro.
La frustración ante los ataques que sufrimos la clase trabajadora se tiene que canalizar contra ellos.

 

Los fascistas se han activado en Tetuán. Necesitamos de todos y todas para combatirlos. ¡Te llamamos a unirte a Corriente Roja para fortalecer las fuerzas antifascistas!

http://corrienteroja.net/index.php?option=com_k2&view=item&id=1458:madrid-%C2%A1cerremos-la-%E2%80%9Cokupa%E2%80%9D-nazi-de-tetu%C3%A1n&Itemid=145

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/eJ8f

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal