lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fA6C

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

14/08/2016 :: Madrid

Casa Roja Lavapiés VS propiedad privada

x Iniciativa Comunista
Ocupamos la propiedad de unos especuladores, pero en el horizonte de nuestra lucha se encuentra la abolición de la propiedad misma

Se cumple un mes desde que militantes de Iniciativa Comunista Madrid ocupamos el edificio de los antiguos estudios Odeón, situado en la calle Encomienda 16 de Lavapiés, para inaugurar la que hoy ya se conoce como Casa Roja de Lavapiés. La elección del inmueble no fue casual. El edificio en cuestión, cerrado desde hacía ocho años, es propiedad del conocido clan de los Reyzábal, una de las familias más poderosas de Madrid, dedicada fundamentalmente a la especulación inmobiliaria, que amasó su fortuna durante el franquismo, y que, según el portal tercera información, en el año 2008 cifraba sus activos en 104 millones de euros y presidían la sicav Mesa de Inversiones, con 4 millones en Bolsa. 

Para nosotras y nosotros, la expropiación de este edificio no busca únicamente cubrir las necesidades materiales de nuestra organización, sino que es en sí misma una acción política enmarcada en la lucha de clases, que confronta con el principio capitalista de propiedad privada, (aquél divino principio al que el poeta Roque Dalton acusaría de privarnos de todo), y que señala con claridad al enemigo de clase, en este caso a la familia Reyzábal que, según titulares de El País, son "dueños de medio Madrid".

Sobre la familia Reyzábal

La familia Reyzábal fue propietaria del emblemático edificio Windsor, que en el año 2005 se quemó en extrañas circunstancias, y que posteriormente compraría el Corte Inglés por 500 millones. Según diferentes artículos publicados en los últimos años, la familia Reyzábal es o ha sido propietaria de importantes inmuebles en el centro de Madrid. El edificio de la Mutua Madrileña en el Paseo de la Castellana 15, el edificio de Castellana 33, o el Edificio Pirámide son algunos de los más emblemáticos, pero no los únicos. Según un artículo de El Economista, en 2009  la cartera inmobiliaria del grupo quedaría formada por 26 edificios con una superficie cercana a los 250.000 metros cuadrados. En 2010 se hacía pública la compra de un edificio de oficinas situado en el madrileño Paseo de Recoletos. El Confidencial daba la noticia bajo el siguiente titular: "Los Reyzábal compran el edificio de oficinas más caro de la burbuja con una rebaja del 30%"  En 2013, el mismo medio noticiaba la compra por parte de los Reyzábal de un edificio de oficinas en Agustín de Foxá, situado en la zona del Proyecto Urbanístico Chamartín, por un importe aproximado de 16 millones de euros

Aunque actualmente la especulación inmobiliaria es la principal actividad del clan, (El índice de ocupación de sus edificios en alquiler a diciembre de 2008 era del 97%, según El Confidencial), el imperio Reyzábal, gestionado por la tercera generación familiar desde su fundador, Julián Reyzábal Delgado, tiene su origen en la producción de películas y la explotación de salas de cine y de fiestas en Madrid. Los Reyzábal son propietarios de los Cines de Callao, Palacio de la Prensa y Victoria, que actualmente explotan a través de la empresa Forter Capital RGA SL. Fueron también propietarios del Cine Carlos III, en la calle de Goya, posteriormente vendido a la cadena Planet Hollywood. Según El País, han controlado, a través de la sociedad Esgueva, algunas de las salas de fiesta más conocidas de Madrid, como Cleofás y Xenón. Son propietarios de 76 palcos en el estadio Santiago Bernabéu del Real Madrid, y son muy buenos clientes del Banco Santander, que administra su patrimonio, centrado en cuatro sociedades de inversión mobiliaria de capital variable (simcav).

Estos son solo algunos de los datos publicados por diferentes medios de comunicación. Creemos que ilustran con suficiente claridad el lugar que los Reyzábal ocupan entre el resto de las y los mortales.

Desde Iniciativa Comunista y desde la comisión que gestiona la Casa Roja queremos remarcar el carácter simbólico de ésta expropiación. Hoy ocupamos la propiedad de unos especuladores, pero en el horizonte de nuestra lucha se encuentra la abolición de la propiedad misma. Nuestro horizonte es el comunismo, nuestro camino es la lucha de clases. 

 

Casa Roja Lavapiés

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fA6C

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal